Fisioterapia del suelo pélvico; Endometriosis

ENDOMETRIOSIS

Ayer, 14 de marzo fue el día internacional de la endometriosis, y no queríamos dejar escapar esta ocasión para hablaros de esta patología…

Judit Masmitjà

→ Qué es?

La endometriosis es una patología que se caracteriza por el crecimiento de tejido similar al del endometrio (capa que recubre la pared interna del útero para poder alojar al embrión y que se desprende durante la menstruación) fuera de la cavidad del útero. Este puede alojarse en forma de quistes en ovarios, trompas, vejiga, intestinos… e incluso en casos más graves se ha descrito en pulmón o cerebro!

Este tejido, al igual que el del endometrio, es dependiente del estrógeno y crece y se desprende siguiendo el ciclo menstrual por esta misma razón. 

 

Cuales son los síntomas más frecuentes?

        • Dismenorrea (dolor durante la menstruación) que impide la realización de actividades de la vida diaria
        • Infertilidad
        • Dispareunia profunda (o dolor profundo cuando se mantienen relaciones sexuales)
        • Dolor pélvico asociado a la vibración, la micción o la defecación

Aunque hay mujeres que padecen la patología y son asintomáticas, el porcentaje mayor presenta por lo menos dos de ellos.

Los más habituales son la dismenorrea y la infertilidad. Por ello actualmente mucho profesionales de la salud divulgamos que el dolor menstrual NO ES NORMAL, es frecuente y está «normalizado» pero no es normal.

Se calcula que un 10% de las mujeres en edad fértil padecen endometriosis, y que el tiempo de diagnóstico es de 7 años.

 

→ Cuál es su causa?

Se desconoce la causa exacta pero hay varias teorías al respecto. Hoy en día, la teoría que más peso tiene, es la de flujo retrogrado combinada con problemas inmunitarios.

Durante la menstruación, las mujeres expulsamos este flujo del útero a través de la vagina, con contracciones uterinas. En muchas mujeres existe la posibilidad de que algunas de estas contracciones lleven el flujo hacia las trompas en vez de llevarlo hacia el canal vaginal. Cuando esto sucede nuestro sistema inmune responde destruyendo estas células que «se han colado». Pero según la teoría del flujo retrógrado, en algunas mujeres, el sistema inmune «fallaría» o no sería capaz de reconocer estas células como una «amenaza» y no las destruiría. 

Estas células entonces tendrían la capacidad de adherirse a otros tejidos y crecer por su cuenta.

 

→ Cómo se diagnostica?

La única forma 100% fiable de confirmar la existencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina es a través de una laparoscopia, retirando parte del quiste y analizándolo en laboratorio. Pero al ser una prueba invasiva y con muchos riesgos, no tiene sentido realizarla si no es para limpiar quistes. 

Hoy en día para tener una sospecha diagnóstica y poder empezar a realizar un abordaje terapéutico precisamos de:

      • Realizar una buena historia clínica ( el dolor debe ser un signo claro de sospecha)
      • Examen físico: unos ovarios grandes, útero ensanchado o puntos dolorosos a nivel de suelo pélvico nos pueden dar muchas pistas (aquí entramos los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico!)
      • En ecografía transvaginal  podemos ver los signos que las adherencias dejan y tejidos cicatriciales.
      • Resonancias magnéticas
      • Hoy en día se maneja la posibilidad de diagnosticar a través de marcadores en sangre como el ca 125

 

Que tratamiento existe para la endometriosis?

Debemos saber que la endometriosis es una patología que a día de hoy se sigue investigando y aunque ahora no hay cura, sí  existe un conjunto de tratamientos que permiten a las mujeres que la padecen, paliar sus síntomas y llevar una vida normal y sin dolor.

El tratamiento se aborda desde diferentes disciplinas:

        • Tratamiento farmacológico → se centra en bloquear o disminuir la producción de estrógenos ya que el crecimiento tejido endometrial es estimulado por estas hormonas. Para ello existe la píldora anticonceptiva combinada, los antagonistas de la GnRh, tratamiento con progesterona, danazol e inhibidores de la enzima aromatas
        • Tratamiento desde la nutrición
        • Prescripción de ejercicio físico por tu fisioterapeuta de suelo pélvico y/o también entrenador.
        • Cirugía → ahora mismo la cirugía tan solo se realiza en aquellos casos en que las células endometriales impidan físicamente la capacidad de concepción de la mujer, ya que el abordaje quirúrgico no remite la aparición de nuevas células endometriales fuera de la cavidad uterina
      •  

→ Entonces si tengo endometriosis voy a poder ser madre?

La respuesta es SI, porqué no?. Padecer endometriosis no es equivalente a infertilidad de por vida, ya que en muchos casos esta infertilidad puede solucionarse con un cambio en el estilo de vida, con FIV y si fuera necesario cirugía. Si has sido diagnosticada de endometriosis y quieres ser madre, coméntale tus planes a tu ginecólogo de referencia para que te ayude  a conocer cuáles son tus opciones.

Estos datos podrían asustarte, pero actualmente hay muchas líneas de investigación abiertas. Aun necesitamos conocer mucho más sobre esta patología para poder hacer un buen abordaje terapéutico.

Lo importante es que si padeces dolor, no te calles y acudas a un profesional de la salud que te pueda ayudar. Debemos visibilidad a esta patología y entender que el dolor menstrual NO ES NORMAL!